Política

Más acusaciones de corrupción vuelan mientras Rosario Robles intenta llegar a un acuerdo

Rosario Robles acusa a Luis Videgaray de planear Estafa Maestra

Más acusaciones de corrupción vuelan mientras Rosario Robles intenta llegar a un acuerdo

El anterior gobierno federal dejó el cargo hace casi dos años, pero algunos de los muchos escándalos de corrupción que lo plagaron aún tienen vida y podrían resultar en el encarcelamiento de la mano derecha del expresidente Enrique Peña Nieto.

La atención de los medios de esta semana se ha centrado en el llamado esquema de malversación de fondos de “Estafa maestra” en el que los departamentos gubernamentales supuestamente desviaron miles de millones de pesos a empresas fantasmas a través de universidades públicas.

La exfuncionaria de más alto perfil que ha sido arrestada en relación con el esquema es Rosario Robles, quien se desempeñó como secretaria de desarrollo social y secretaria de desarrollo agrario en el gobierno de Peña Nieto 2012-2018.

Un abogado de Robles, quien permanece detenida en una prisión de la Ciudad de México, afirmó esta semana que el exsecretario de Hacienda y Relaciones Exteriores Luis Videgaray estuvo a cargo del esquema de fraude y lo utilizó para desviar fondos públicos a campañas políticas del entonces gobernante Partido Revolucionario Instituccional.

Sergio Arturo Ramírez dijo que su cliente cooperará con la Procuraduría General de la República (FGR) y brindará detalles sobre la participación de Videgaray.

Sus afirmaciones fueron recibidas con una firme negación del exsecretario de Hacienda, quien también enfrenta acusaciones de irregularidades relacionadas con un esquema de corrupción que involucra a la constructora brasileña Odebrecht.

Robles, quien fue encarcelada hace más de un año, se dirigió a Twitter el martes (conectarse en línea aparentemente no es un problema en la prisión de Santa Martha) para anunciar que había aceptado convertirse en “testigo colaborador” en el caso “Estafa Maestra”.

“Por ahora es lo único que puedo decir. … He dado instrucciones a mis abogados para que cumplan con el proceso legal. Lo que debo decir es que diré la verdad ”, escribió.

Robles agregó que había pedido a sus abogados que buscaran un acuerdo con las autoridades, aparentemente indicando que está dispuesta a hablar a cambio de la absolución o una reducción de cualquier sentencia de cárcel que pudiera recibir.

“Seguramente habrá quienes nieguen los hechos, pero la prueba hablará [por sí misma]”, escribió.

La decisión de Robles de cooperar con las autoridades se produjo después de que se reveló que enfrentaría cargos de crimen organizado y lavado de dinero, además de ser acusada de ejercicio indebido de cargos públicos.

Quizás complicando su intento de salir de la cárcel están las afirmaciones de Emilio Zebadúa Gonzále, quien fue un burócrata de alto rango en la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) cuando estaba al frente de Robles.

Según el diario El Universal, Zebadúa -a quien también se le acusa de estar involucrado en el “Master Fraud” – dijo a la FGR que Robles se reunía con colegas todas las semanas para tramar el desvío de fondos públicos a través del esquema de desfalco.

Zebadúa también dijo a la FGR que Robles y el exjefe de la Sedesol, Ramón Sosamontes, recibieron personalmente dinero en efectivo que las empresas fantasmas habían recibido de universidades públicas a las que se les adjudicaron contratos gubernamentales.

El exfuncionario dijo que la Sedesol y la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (Sedatu), que encabezó Robles en la segunda mitad del mandato del gobierno anterior, desviaron más de 1.200 millones de pesos.

Zebadúa dijo que Robles le dijo que Videgaray le había explicado que la Sedesol necesitaba desviar recursos para pagar las deudas contraídas y los arreglos hechos durante la campaña presidencial de Peña Nieto en 2012. Videgaray era el director de campaña del ex presidente.

El exdirector general de Pemex, Emilio Lozoya, quien también trabajó en la campaña de Peña Nieto, ha acusado al exsecretario de Hacienda de firmar acuerdos corruptos con Odebrecht para obtener millones de dólares en financiamiento para la candidatura presidencial de 2012.

Videgaray rechazó las acusaciones de Lozoya en su contra en agosto y volvió a Twitter el martes para responder a los reclamos del abogado de Robles.

“Lamento profundamente que Rosario Robles esté eligiendo sin fundamento acusarme para intentar salir de su situación legal”, dijo en un comunicado publicado en su cuenta de Twitter.

Videgaray dijo que entiende la situación “extraordinariamente difícil” en la que se encuentra Robles, pero afirmó que “la desesperación no puede ser una justificación para mentir e incriminar a personas inocentes”.

“Ese no debe ser el camino para obtener su libertad”, escribió.

“Rosario Robles puede decir muchas cosas pero lo que no podrá hacer es demostrar mentiras. No tuve ninguna participación, directa o indirecta, en la llamada “Estafa maestra”, dijo Videgaray. “Como servidor público siempre actué dentro del marco legal y la única prueba que ha surgido en mi contra con respecto al supuesto desvío de recursos públicos son declaraciones de personas [Robles y Lozoya] que quieren eludir responsabilidades”, escribió. “Nunca fui el jefe de Rosario Robles. Como colegas del gabinete éramos iguales: nunca hubo una relación de subordinación entre nosotros. Ni ella ni sus compañeros de trabajo recibieron instrucciones de mi parte “.

A pesar de sus negativas, funcionarios del gobierno que hablaron con el diario Milenio dicen que la FGR ya tiene pruebas suficientes en contra de Videgaray para que vaya a la cárcel. Se espera que la información que proporcione Robles fortalezca el caso de la Fiscalía General.

El presidente López Obrador dijo a principios de este mes que la FGR había solicitado una orden de captura para Videgaray en relación con el caso Odebrecht, pero fue bloqueada por un juez. Actualmente está preparando una nueva solicitud de orden judicial para el exministro del gabinete, quien, según el comunicado que emitió el martes, permanece en Cambridge, Massachusetts, donde es profesor en el Instituto de Tecnología de Massachusetts.

En un documento que acompañó a su primera solicitud de orden de captura para Videgaray, la FGR acusó a Peña Nieto de liderar y beneficiarse personalmente de un esquema criminal dentro de su gobierno que pagó sobornos a legisladores y cometió traición.

Sin embargo, actualmente no busca arrestar al expresidente. Existe la posibilidad de que la FGR intente hacerlo si la mayoría de los ciudadanos vota a favor de enjuiciar a los ex presidentes por presuntas irregularidades en un referéndum planeado para el próximo año.

“La corrupción no se combate con mentiras y fabricando culpables”: respondió Luis Videgaray al abogado de Rosario Robles

Rosario Robles acepta colaborar con FGR, confirma su equipo legal

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
A %d blogueros les gusta esto: