Estados

Policías de Celaya asfixian a tamalero en intento de detención violenta

Fue dejado en el Hospital General de la ciudad con signos de violencia física. Poco después, se confirmó su muerte.

Policías de Celaya asfixian a tamalero en intento de detención violenta

Juan Carlos Padilla Aranda era un hombre de familia y había vendido tamales durante 30 años. El lunes 23 de noviembre se dirigió al mercadillo de los lunes en la ciudad de Celaya, Guanajuato, acompañado de su esposa e hija, cuando una camioneta RAM sin placas les cerró el paso. Con el argumento de que tenían una orden de aprehensión en su contra, comenzaron a luchar para meterlo en el vehículo. Y lo consiguieron.

Luego de unas horas sin saber nada de Juan Carlos, su familia fue notificada que había sido dejado en el Hospital General de la ciudad, y que presentaba signos de violencia física. Poco después, se confirmó su muerte.

Agentes de la Investigación Criminal de Guanajuato (AIC) fueron los responsables de este levantamiento, que, según los familiares de la víctima, se llevó a cabo sin un documento de orden de aprehensión de por medio.

En un video que Fátima Padilla, la hija del comerciante, subió a las redes sociales, se puede ver el momento en que dos agentes luchan en el suelo con Juan Carlos, mientras él grita pidiendo ayuda.

“Tranquilo, jefe, es una orden de aprehensión”, responden mientras lo esposan, entre los gritos de las mujeres y el llanto de una niña.

Luego de meterlo en el vehículo, su familia desconocía su paradero, por lo que se dirigieron a las oficinas de la Policía Municipal y Fiscalía Distrital C; sin embargo, no se proporcionó información en ninguna parte.

Cuando acudieron al Hospital General de Celaya Guanajuato, se enteraron de que la camioneta que los interceptó horas antes había dejado a Juan Carlos ensangrentado y golpeado.

En un video que compartió Fátima Padilla en las redes, se puede ver cómo los agentes dejaron el vehículo en las puertas de emergencia del Hospital y se fueron en dos autos diferentes; ambos sin platos.

Casi al llegar, la hija y la esposa de Juan Carlos fueron notificadas de su muerte. Según escribió la joven en su perfil de Facebook, tuvo que entrar para reconocer el cuerpo de su padre, con claros signos de violencia física.

La familia culpa a los jueces y pide justicia por la muerte de Juan Carlos.

“Justicia para mi marido”

“No era la forma de perder a mi marido. No era la forma en que le iban a quitar la vida así ”, dice Rosa Yolanda Zamudio, de 52 años, en entrevista telefónica con Animal Político O.

Zamudio tiene miedo de hacer declaraciones. No quiere entorpecer la investigación, dice. Solo tiene una petición: “que se aclare esto, que le hagan justicia a mi marido”.

Ella fue quien grabó uno de los videos en el que se ve a funcionarios, que se encuentran en un vehículo sin placas, violando a su esposo. “Fue muy difícil”, dice.

Juan Carlos Padilla, de 54 años, nació en Celaya y allí crió a sus dos hijos, de 30 y 29 años. Un año antes de iniciar su negocio de alimentos, se casó con Rosa Yolanda Zamudio, originaria de la Ciudad de México.

“Era una persona muy alegre, muy cariñosa, no tenía problemas con nadie” , dijo Zamudio, aún en estado de shock luego de presenciar el asalto que le costó la vida a su esposo.

“Trabajé todo el día. Se levantaba a las 5 de la mañana, hacíamos tamales, los vendíamos y volvía a casa a las 11 de la noche. Todo el día haciendo tamales ”, explicó. Según la mujer, el “poco tiempo libre” que disfrutaba lo pasaba jugando baloncesto o fútbol con sus hijos.

Mientras sus hijos preparan los detalles del velorio y la última despedida de Padilla, su esposa lo recuerda como “un hombre muy alegre al que siempre se buscaba un consejo”.

“Era una muy buena persona, muy inteligente”, dice. Entre sus aficiones, la música, especialmente las canciones de Pedro Infante. “Todo el día estuvo silbando, cantando, hablando con las chicas”, recordó.

Juan Carlos Padilla será velado este martes y el entierro está programado para el miércoles 25 de noviembre en Celaya. Hasta el momento, las autoridades no habían entregado el cuerpo de la víctima.

¿Qué han dicho las autoridades?

En la tarde de ese mismo lunes, el Fiscal General del Estado de Guanajuato, Carlos Zamarripa Aguirre, anunció a través de su cuenta oficial de Twitter que elementos de la Agencia Estatal de Investigación Criminal habían emitido una orden de aprehensión en medio de condiciones de oposición. . Comentó que los agentes fueron detenidos e investigados para esclarecer los hechos que rodearon la muerte del “imputado”.

Por su parte, la Procuraduría de Derechos Humanos del Estado de Guanajuato (PDHEG) confirmó el inicio del expediente de denuncia, 103/2020-CI. También solicitó informes al Director General de Investigaciones de la Fiscalía General del Estado y al Director del Hospital General de Celaya.

Cancún. Mujeres detenidas en protesta denuncian agresión sexual por parte de policías

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
A %d blogueros les gusta esto: