Deportes

Ansu, el niño de los récords

 

Ansu Fati aún no es mayor de edad (cumplirá los 18 años el próximo 31 de octubre) y apenas lleva un año en el mundo profesional (debutó el 25 de agosto de 2019), pero ya acumula más récords que la mayoría de futbolistas en toda su carrera.

El pasado domingo se convirtió en el goleador más joven de la historia de la Selección (17 años y 311 días), pulverizando un registro que llevaba vigente casi un siglo, porque el anterior goleador más precoz fue Errazquin (en 1925 con sólo 18 años). Además, el tanto ante Ucrania le convirtió en el goleador más joven de cualquier selección europea que haya sido campeona del mundo, superando a Wayne Rooney, que marcó con 17 años y 317 días.

Lo de escribir su nombre en los libros de historia no es novedad para Ansu Fati, puesto que antes de debutar con España ya había logrado cuatro récords con el Barcelona. Con 16 años y 304 días se convirtió en el goleador más joven del Barça en Liga al marcar a Osasuna el 31 de agosto de 2019. Superó así a Bojan (17 años y 53 días) y a Messi (17 años y 331 días). Palabras mayores…

Escudo/Bandera España

Sólo 14 días después logró ser el futbolista más joven en conseguir marcar y asistir en un mismo partido de Liga en la historia (frente al Valencia con 16 años y 318 días). No fue el último récord que se apuntó en Liga, porque también es el más joven en hacer un doblete (17 años y 94 días).

Por si todo eso no fuera suficiente, Ansu Fati también grabó su nombre en la Champions: el más joven en hacer un gol (17 años y 40 días). Fue contra el Inter y superó a Peter Ofori-Quayi que en 1997 marcó con el Olympiacos al Rosenborg con 17 años, seis meses y siete días.

Escudo/Bandera Barcelona

Elogios

“Hay que entender que jugará partidos malos en su momento. No es normal ese desparpajo con esa edad. Lo gestionaremos para que ayude al equipo“, aseguró un Luis Enrique que terminó encantado con Ansu Fati no sólo por lo que aportó en ataque, sino por lo implicado que estuvo en la presión junto a Gerard Moreno y Dani Olmo.

Su debut con la Absoluta ha sido el colofón a su meteórica carrera con la Selección. Hace menos de un año que recibió toda la documentación necesaria para poder ser convocado y entonces, por edad, le correspondía ir con la Sub-17 al Mundial de Brasil. Sin embargo, David Gordo no le llamó para aquella cita porque en la Federación consideraban que estaba para competir con categorías superiores. Fue De la Fuente quien le convocó poco después para la Sub-21 y, tras el parón, ha ido con la Absoluta.

Barça

Este rendimiento con La Roja deja en muy mal lugar a Quique Setién. Sólo disputó 364 minutos tras el confinamiento (el 31,11% de los posibles) y 168 de ellos fueron en los dos últimos partidos, cuando el Barcelona ya no tenía opciones de ganar el título liguero. En los partidos clave se olvidó de él. Por eso, tras momentos amargos en su club, Ansu Fati agradece aún más la confianza que Luis Enrique deposita en él…

Related Articles

Back to top button
A %d blogueros les gusta esto: