AMLOCultura

México pide a Austria que le preste el penacho de Moctezuma

AMLO quiere traer a México el penacho de Moctezuma, acualmente en Austria, para exhibirlo en 2021, en el marco del 500 aniversario de la caída de Tenochtitlan.

México pide a Austria que le preste el penacho de Moctezuma

El presidente Andrés Manuel López Obrador presionó el martes a Austria para que le prestara a México un penacho de plumas con incrustaciones de oro, considerado uno de los artefactos prehispánicos más importantes del país, que perteneció a Moctezuma, para exhibirlo en una exhibición el próximo año.

López Obrador quiere celebrar el pasado azteca de México en el año 2021 para marcar el 500 aniversario de la caída de la capital azteca, Tenochtitlan, ante el conquistador Hernán Cortés, un evento que marcó el comienzo de tres siglos de dominación española.

El presidente Andrés Manuel López Obrador, que ha pedido a las potencias europeas que se disculpen por los abusos de la era colonial en México, instó a Austria a prestar el delicado penacho de plumas de colores brillantes que se dice que usó el emperador azteca Moctezuma antes de que Cortés lo derrocara.

“Los austriacos han tomado completamente el control del penacho”, dijo en una conferencia de prensa.

Comparándolo con una “misión imposible”, López Obrador le pidió a su esposa Beatriz Gutiérrez que apelara a Austria en una visita a Viena durante una gira europea en la que solicitó a préstamo varias piezas prehispánicas de importancia que desean exhibir en México.

“El año que viene estará dedicado a esto porque los colonialistas han narrado la historia a su conveniencia”, dijo López Obrador. “Siempre es lo mismo, quienes conquistan o invadan tienen que justificar sus intromisiones, robos y atrocidades con la ayuda de su supuesta superioridad”.

Las fuerzas españolas destruyeron en gran parte Tenochtitlán después de un asedio en 1521, construyendo la Ciudad de México sobre las ruinas.

El famoso tocado tiene casi un metro de ancho y está hecho con más de 450 elegantes y vívidas plumas verdes del pájaro quetzal montadas en una corona con incrustaciones de oro.

Se cree que llegó a Europa en el siglo XVI y, según el Museo de Etnología de Viena, que alberga el tocado, más tarde cayó en manos del archiduque Fernando de Tirol de Austria.

A lo largo de los años, ha sido objeto de repetidas solicitudes mexicanas para su devolución.

El Museo de Etnología de Viena no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
A %d blogueros les gusta esto: